Pronunciamiento en Lagos de Moreno en conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

El grupo Hasta Encontrarles Lagos de Moreno, el día de hoy no tiene nada que celebrar, sino simplemente estamos aquí con la única finalidad de recordar  y ser la voz de aquellos que hoy nos faltan, aquellos que hoy no están con nosotros, ya que como muchos otros en el país hemos sido víctimas de la desaparición forzada, mañana 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Desaparición Forzada, día que yo creo que a ninguno nos gustaría recordar,  sin embargo se ha convertido en una necesidad latente,  pues tan sólo en México son 90,000 las personas desaparecidas hasta el 2021, de los cuáles de tan sólo son 53, 000 se cuenta con una carpeta de investigación, Jalisco, para nuestra infortuna es uno de los Estados que encabeza la lista, pues en promedio según los últimos datos, desaparecen 8 personas por día, esto de acuerdo a las cifras dadas por el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, sumando un total de 13, 334 personas desaparecidas.  

En cuanto a las carpetas de investigación acumuladas a través de estos años, el primer lugar lo ocupa Guadalajara, con dos mil 548 desapariciones (dos mil 098 son hombres y 450 mujeres); luego está Zapopan, con mil 930 (mil 639 varones y 291 mujeres), y en tercer sitio está Tlajomulco de Zúñiga, con mil 146 desapariciones (971 hombres y 175 mujeres).

El resto de la lista está conformada por San Pedro Tlaquepaque, con 973 desapariciones; Tonalá, 555; El Salto, 486; Puerto Vallarta, 424; Lagos de Moreno, 366; Tepatitlán de Morelos, 255, y Tala, 229.

Estamos aquí  para que se sigan escuchando las voces de nuestros desaparecidos, para que no nos olvidemos que los desaparecidos “nos faltan a todos”.

Es lamentable  ver las cifras día a día y darnos cuenta que las desapariciones van en aumento, hoy, en este concierto por la paz y en representación de los desaparecidos, hacemos un atento llamado a nuestras autoridades y a la ciudadanía en general a ser empáticos con las víctimas, ya que independiente a las circunstancias en que hayan desaparecidos, los familiares tenemos el derecho de saber en dónde están, evitemos juzgar que si se los llevaron “porque andaban en malos pasos”, ante la creciente cifra que va en aumento de las desapariciones forzadas, hemos podido constatar que se han llevado a mucha gente inocente, que tal vez era tu conocido, tu amigo o amiga, tu primo o prima, tu hermano o hermana, tu hijo o hija, tu padre o tu madre y no precisamente porque le hicieran daño a la sociedad, y en el extremado  caso de que así hubiese sido, se supone que hay un sistema de justicia encargado de esta parte, pero que lamentablemente ha quedado de lado con el visible aumento de la inseguridad a nivel nacional,  hoy en día hay personas que hacen justicia por su propia mano y que se están llevando a nuestros seres queridos, estén involucrados o no, dejando familias y corazones destrozados, familias a las cuáles el día de hoy nos mueve “la esperanza de encontrarlos”, qué más quisiéramos que encontrarlos con vida, pero con el pasar de los días y la falta de respuesta eficiente de las autoridades, esta esperanza se reduce cada vez más, simple y sencillamente nos daríamos por “bien servidos” con tener el lugar preciso para encontrarlos y así por fin acabar con esta agonía e incertidumbre, independiente a cómo los encontramos, pues esta situación es desesperante para todos.

Organizaciones Civiles y Colectivos exigimos protección y condiciones de seguridad para personas y colectivos que buscan a sus familiares desaparecidos

• Ante recientes asesinatos a personas buscadoras es urgente que se tomen medidas para la protección de las familias que buscan a un ser querido.

• Instamos enfáticamente al Estado Mexicano a tomar acciones contundentes de manera urgente para que las cifras de desaparición en México no continúen en aumento y se pueda encontrar a las más de 90 mil personas desaparecidas.

• Ante la dimensión de la crisis que vivimos hoy en materia de desaparición consideramos impostergable la visita del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada.

Las personas y colectivos que realizan acciones de búsqueda de personas desaparecidas ejercen esta actividad en un contexto de constante omisión estatal y como una reivindicación indeclinable de su derecho a buscar, a la memoria, al acceso a la justicia y en exigencia del establecimiento de eficaces garantías de no repetición. En su diversidad tenaz, la lucha por encontrar a quienes no están, es fuente de dignidad, exigencia por los derechos humanos y construcción de políticas públicas que construyan paz.

En vísperas de la conmemoración del Día Internacional de las Victimas de Desaparición Forzada (30 de agosto), las personas, colectivos y organizaciones firmantes queremos enviar un mensaje a la sociedad en su conjunto y a las autoridades de todos los niveles sobre la urgencia de tomar medidas eficaces para la protección de las familias que buscan a un ser querido.

En los últimos meses hemos observado asesinatos a personas buscadoras, entre los cuales destacamos tres recientes:

1. El asesinato de Javier Barajas en Salvatierra, Guanajuato, el 29 de mayo Javier era integrante de la Comisión Local de Búsqueda de Guanajuato y miembro, y venía participando activamente dentro de colectivos de familiares de esa entidad. Javier buscó y encontró a su hermana en una fosa clandestina, la maestra Lupita, pero además buscaba a otras personas desaparecidas en el estado. Fue ejecutado.

Desde la sociedad civil hacemos un llamado a generar condiciones adecuadas para un diálogo que permita construir una política pública integral que fortalezca el trabajo del Estado en favor de las víctimas y quienes les acompañan, que se atienda la agenda integral en materia de desaparición sin que esto implique un riesgo para quienes caminan en esta lucha, y para que todas y todos puedan encontrar a sus seres queridos en condiciones de seguridad y protección.

Instamos enfáticamente al Estado a instrumentar medidas de protección para todas las familias en riesgo por su labor de buscadoras, en estricta consulta con ellas mismas. De la misma forma exigimos investigar a fondo y de manera completa todos los ataques desde el enfoque del análisis de contexto. Hacemos un llamado al Gobierno Federal a elaborar y adoptar una política pública integral de protección para personas defensoras y periodistas que garantice la no repetición de estos sucesos que hoy tienden de manera preocupante a constituirse en un patrón inaceptable para nuestro país.

Asimismo, instamos al Estado Mexicano a tomar acciones contundentes de manera urgente para atender la crisis de desapariciones en el país, incluyendo la implementación efectiva de la Ley General contra la Desaparición, la instalación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), la investigación de los casos y la transformación de los servicios forenses ordinarios para garantizar su fiabilidad. Ante la dimensión de la crisis que vivimos hoy en materia de desaparición, consideramos impostergable la visita del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada (CED, por sus siglas en inglés).

La transformación de México debe estar enfocada en la construcción de paz y en la garantía de buscar, encontrar, restituir y permitir que las familias puedan reconstruir sus vidas con garantías de verdad, justicia, no repetición y memoria. Para ello, es fundamental garantizar su seguridad tanto en la búsqueda, en su comunidad, y en su vida diaria.

Celia Espinoza

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad La Salle Bajío; candidata al titulo de Maestra en Política y Gobierno por el Colegio de León; ha sido periodista en Radio U. de G. Periódico AM Lagos, el sitio digital El Río-Lagos y colaboradora de algunos otros medios locales y regionales.