La colectiva “Mujeres organizadas de Lagos” dirigen carta por feminicidio de la maestra ‘Josefina’

Carta dirigida a todas las mujeres, a las instituciones gubernamentales, a toda la sociedad en general.

Escrita con dolor, rabia y con la seguridad que este mensaje llegará a muchas mujeres.

¡Justicia para Josefina Nabor Gómez!

¡Ya déjenme descansar!

Historia de un feminicidio

Hola, soy Josefina Nabor Gómez, maestra de Zumba de la ciudad de Lagos de Moreno, Jalisco, trabajadora, madre incansable y persona alegre. Escribo esto porque el día 24 de abril del 2016 a las 02:00, mi pareja Fernando Maravillas, me ahorcó, golpeó, asesinó y quemó en un terreno solitario.

Escribo esto porque quiero que sepan que en este país no existe la justicia. Mi pareja, Fernando Maravillas, una persona celosa y agresiva, ha sabido comprar la justicia a cada paso de su proceso, y cuando pensé que ya podría descansar, compró por última vez su libertad este 03 de diciembre de 2021.

Les comparto esto porque quiero que todas las mujeres se alejen de los hombres violentos, que sepan que la violencia no es normal y que nuestras vidas no valen nada para quienes supuestamente imparten la justicia.

Les cuento como paso todo. Conocí a Fernando Maravillas un día normal, me pareció buen hombre y trabajador, me enamoré rápido de él dándole mi corazón, sin embargo, las cosas rápidamente empezaron a ser un infierno; él era celoso y agresivo, me golpeó algunas veces, controlaba mi teléfono y con quien hablaba, me vigilaba y me decía que si lo engañaba me mataría. Un día me obligó a ponerme un tatuaje con su nombre, para que todos supieran que yo era de su propiedad, cosa que accedí porque lo amaba o quizá por miedo.

El día 23 de abril del 2016 fuimos a beber unas copas, cuando estábamos en camino nos vieron varios familiares y en la camioneta de mi amor, porque jugaba el américa de mi Fer, ahí nos atendió el mesero de siempre, hombre valiente que declaró durante el juicio de mi delito vernos juntos esa noche. Yo me fui antes a hacer unos pendientes, después el pasó a recogerme para continuar la noche, ya Fer había tomado bastante cuando paso por mí, en cuanto me subí a su camioneta me empezó a reclamar que andaba con otro, me volvió a amenazar y terminó diciendo que me mataría. Me empezó a golpear, yo estaba aterrada, me quise defender, pero cuando me empezó a ahorcar fue demasiado tarde. Estaba semi inconsciente cuando en la madrugada pasó por un adolescente, para que le ayudara con mi cuerpo, en el traslado a una terracería perdí la vida, los dos me bajaron de la camioneta, sin el menor respeto por mi cuerpo, el cual estaba semidesnudo, me aventaron al piso, me pusieron lo que creo era gasolina, me prendieron fuego, y sin ningún remordimiento me dejaron ahí, a mí, a mí que tenía una vida y mis propios sueños. Al mismo tiempo a unos hijos que se quedaban sin su madre, una madre asesinada. Y a mi madre muerta en vida, que se quedaba sin su hija, una hija asesinada.

El 12 de julio de 2017 pensé que al fin podría descansar, aun cuando había pasado más de un año del juicio, no importaba, al fin la policía había encontrado a Fer, a mi amor, al que me ahorcó, golpeó y quemó. Había suficientes pruebas para eso, declararon todos los que nos vieron juntos en la camioneta: mi familia, el mesero, el chavo que le ayudó a tirarme en el terreno, y para mala suerte del asesino, aun cuando lavó los asientos de su camioneta, los peritos encontraron sangre, la que resultó mía en un peritaje, por lo que una juez valiente lo vinculó a proceso, mencionando además que, con el tatuaje de su nombre, Fernando había logrado cosificarme.

Que tranquila estaba yo, sabiendo que se había hecho justicia, confiando en las instituciones, no contaba con que un Juez sin respeto por la vida de las mujeres dejaría en libertad a mi comprobado agresor y feminicida. El día 11 de diciembre del 2019 lo dejaron en libertad, con resguardo domiciliario, resguardo absurdo que debería de cumplir sin vigilancia, ya que omitió girar oficio a la policía que lo debía cuidar.

Que lamentable y que injusto que las instituciones se corrompan y junto con nuestros asesinos nos asesinen nuevamente. Curiosamente la apelación del ministerio público contra ese cambio de prisión preventiva a domiciliaria “se extravió”, igual que el expediente, igual que la apelación de la sala. Solo gracias a las vueltas de mi desolada madre se recuperó mi expediente y siguió el proceso el 18 de noviembre de 2020, más de un año sin que se moviera mi expediente, con la atrocidad de que Fer, mi asesino, estaba en libertad, luego el 19 de noviembre de 2020 y 19 de mayo de 2021, el mismo corrupto y sínico juez volvió nuevamente a darle prisión domiciliaria, “olvidando” por tercera vez mandar oficio a la policía que abría de custodiar a mi asesino. Por tercera vez me sentí asesinada.

Llegamos a juicio el 16 de agosto de 2021, ahí quedo probado quien me mató, quien me quemó, ahorcó y golpeó, yo pude estar ahí con mi madre, con mis hijos, abrazándolos, ante tantos testigos, tantos peritos que demostraron la culpabiliad de Fernando Maravillas. Sin dudar, un nuevo Juez lo dejó detenido, ante la sorpresa del asesino que por su dinero y por tener uno de los mejores abogados del Estado, pensó que volvería a librar la pena. En ese momento pude descansar en paz. Si bien, los 45 años de prisión que le otorgaron no me regresaban mi vida, ni su madre a mis hijos, ni su hija a mi madre, al menos la vida de mi feminicida estaría casi tan arruinada como la mía. Al fin se haría Justicia.

Que ingenua fuí, jamás imaginé que una vez más el dinero de mi asesino movería el sistema y compraría a una institución. El día 21 de octubre de 2021 este asesino y sus cómplices asesinos también, presentaron la apelación ante el Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, Institución Honorable que protege a los ciudadanos, aunque sólo a los que tienen dinero y para quiénes la vida de las mujeres de Jalisco no son importantes.

Bastaron 40 días, ¡40 días! Para que los magistrados lo dejaran en libertad, ¿Qué prisa tenían por dictar esta resolución?, Felicidades!!! ésta debe de ser de las resoluciones más rápidas de este año, ya que por lo regular tardan hasta 8 meses e incluso años, pero esta resolución fue exprés. Felicidades Magistrados por su horrorosa injusticia, los felicito porque en 34 paginas dejaron sin valor todo lo que se demostró en un juicio, argumentando con mentiras y bajezas; dijeron que los peritos que participaron no eran «expertos», aun cuando hacen cientos de peritajes de esa índole a la semana. No mencionaron lo que dijeron los testigos, sólo lo que dijo la defensa, no mencionaron lo que dijo él cómplice que ayudó a tirar mi cuerpo como basura que se tira en cualquier parte. Consideraron únicamente lo que dijo el asesino en fiscalía, situación que de acuerdo a la ley no tiene validez en un juicio. No tomaron en cuenta lo que dijeron las personas que afirmaron verme con mi asesino. Manipularon los peritajes, diciendo que no fueron comprobados el ADN del agresor y el mío, aunque en el juicio ya se había validado. Los felicito magistrados!!! porque escribieron 34 páginas de puras mentiras que nadie va leer y a nadie le importan, los felicito porque ganaron dinero fácil, los felicito porque seguro no tienen estómago para hacer lo que sea con tal de recibir beneficios, espero que sus madres, hijas y esposas no se encuentren con un Fernando Maravillas. Y que esté sistema patriarcal de muerte y violencia en el que las vidas de las mujeres no valen nada y del que ustedes son cómplices absolutos, no alcance a sus mujeres, hermanas, amigas, esposas.

¿Voy a descansar en paz? No lo sé, el tiempo para el amparo termina pronto, creo que el ministerio público y la asesora que me representa ya se olvidaron de mí, hoy soy únicamente una cifra más, ojalá al menos también hayan recibido dinero para sus regalos de navidad, mientras mis hijos y mi madre se quedan sin el regalo, besos y abrazos que yo les daría.

Justicia para mi asesinato!!!

Justicia para mi feminicidio!!!

Justicia para todas!!!